lunes, 1 de septiembre de 2014

La meningitis es como el brazo de Nadal, al que no mata, lo deja tonto

Posición y capas de las meninges, acompañado de una imagen de las meninges inflamadas
Meniges/meningitis
El sistema nervioso central está formado por el cerebro, el cerebelo, el tallo cerebral y la médula espinal. Las tres estructuras primeras forman el encéfalo. Todo ello está protegido por hueso, en concreto por el cráneo y la columna vertebral. Además, el sistema nervioso se encuentra cubierto por tres membranas llamadas meninges, que se localizan directamente sobre él y le proporcionan una protección adicional a la ósea. En el interior de estas membranas está el líquido cefalorraquídeo, que funciona a modo de amortiguador de posibles lesiones. 

La meningitis se define como la inflamación de las meninges, con la consiguiente alteración del líquido cefalorraquídeo. Puede ser vírica (80% de los casos y benigna) o bacteriana (15-20% de los casos y grave). También se pueden originar por hongos o parásitos. En este caso hablaremos de la bacteriana.
video

-Causas
La bacteria se transmite de persona a persona a través de fluidos buconasales, que se propagan sobre todo al toser o estornudar. En ocasiones, el sistema inmune no puede controlar su crecimiento y las bacterias llegan a las meninges a través de la sangre, o directamente por contigüidad en caso de que exista una infección de los senos para nasales (sinusitis) o del oído medio (otitis media), o un fractura craneal tras un traumatismo. También se pueden infectar a los recién nacidos por el parto.
-Tipos de bacterias
Imagen del neumococo
Neumococo

  • Streptococcus pneumoniae (neumococo): esta bacteria coloniza con frecuencia la faringe de las personas sin dar ningún tipo de enfermedad. Se puede encontrar en un 5-10% de los adultos sanos y en un 20-40% de los niños sanos.El neumococo también puede ser el causante de neumonías (pulmonías) que ocasionalmente se pueden asociar a meningitis. La meningitis por neumococo puede aparecer a cualquier edad. Es más frecuente que se dé en personas con algunas deficiencias del sistema inmune, también en diabéticosalcohólicos, personas con insuficiencia renal o hepática o personas desnutridas. Su mortalidad es muy alta. Existe una vacuna que cubre algunos serotipos de neumococo y que ha bajado la incidencia de la meningitis por neumococo en niños. Puede dejar secuelas en niños, como la sordera.
  • Imagen del meningococo
    Meningococo
  • Neisseria menigitidis (meningococo): es la causa más frecuente de meningitis bacteriana. El meningococo puede colonizar la faringe de muchas personas sin dar enfermedad. La meningitis puede aparecer en personas con algún trastorno del sistema inmune, pero con frecuencia se da también en personas sanas. Existe una vacuna eficaz contra el meningococo, pero que desgraciadamente no cubre todos los serotipos que hay de esta bacteria. Causa enfermedades como la artritis, faringitis o neumonía. 
  • Haemophilus influenzae: responsable de meningitis en los niños pequeños, entre los 3 meses y 3 años de edad. Sin embargo, puede ser la causante de otras enfermedades. Para erradicar esta bacteria la Vacuna Hib ha probado ser realmente efectiva.
-Síntomas
Los síntomas se presentan entre varias horas, o pueden tardar de 1 a 2 días.
Imagen de una pierna experimentando manchas púrpuras debido a la meningitis
Sarpullido púrpura
  • Fiebre: produce fiebre muy elevada, que puede superar los 39º
  • Dolor de cabeza: la zona posterior de la cabeza es donde se centra el dolor, aunque a veces es generalizada.
  • Rigidez de nuca
Otros síntomas pueden ser:
  • Sarpullido de color rojo o púrpura
  • Cianosis (coloración azulada de la piel)
  • Náuseas y vómitos
  • Fotosensibilidad (sensibilidad a la luz)
  • Somnolencia (mucho sueño)
  • Confusión mental
Los síntomas anteriores son principalmente para adultos, aunque también se presentan en niños. Sin embargo, en los recién nacidos y niños, los síntomas clásicos son difíciles de detectar. Esto se debe a que muchos síntomas en los niños y en los recién nacidos son poco fiables, por ejemplo, los niños de menos de tres meses de edad que presentan fiebre, normalmente son diagnosticados con meningitis. Los síntomas incluyen:
Persona con ictericia a la izquierda, comparada a una persona sin ictericia a su derecha

  • Inactividad
  • Fiebre alta inexplicable o cualquier forma de inestabilidad en la temperatura, incluyendo la baja temperatura corporal
  • Irritabilidad
  • Vómito
  • Ictericia (color amarillento de la piel)
  • Poco apetito
  • Tensión o pequeñas protuberancias entre los huesos del cráneo
  • Dificultad para respirar

-Tratamiento
Se trata con antibióticos. El tipo de antibiótico que se elija para tratar la meningitis dependerá de la bacteria que causa la infección. Los antibióticos más usados en la meningitis bacteriana son las cefalosporinas de tercera generación, ya que cubren a la mayoría de los microorganismos que provocan este cuadro. Una vez que se conozca la bacteria que originó la infección, se procede a la administración de un antibiótico más específico.
-Diagnóstico
  • Exploración física: ante un cuadro clínico compatible con una infección meníngea, se procede a realizar una exploración cuidadosa del enfermo buscando signos de infección, en especial a nivel de la cabeza, el cuello, los oídos y la piel. Se lleva a cabo una exploración neurológica que estudie el nivel de conciencia del paciente y la existencia de hipertensión intracraneal (incremento de la presión del interior de la cabeza). Así mismo se realizarán las maniobras oportunas para detectar la presencia de rigidez de nuca y signos meníngeos.
  • Pruebas de imagen: como pruebas diagnósticas pueden realizarse radiografías de tórax, de los senos paranasales, para buscar una infección a ese nivel (sinusitis) que se haya extendido al sistema nervioso, y un TAC (tomografía axial computarizada) que no siempre está indicado. Sin embargo, el diagnóstico definitivo requerirá probablemente un análisis del líquido cefalorraquídeo obtenido mediante punción lumbar.
  • Médico introduciendo a un paciente en una maquina de TAC
    TAC
    Punción lumbar extrayendo líquido
    cefalorraquídeo
  • Punción lumbar: el examen del líquido cefalorraquídeo constituye el estudio fundamental. En condiciones normales se trata de un líquido claro y transparente. En el caso de la meningitis bacteriana, su aspecto es turbio y su análisis manifiesta un aumento importante de los leucocitos (glóbulos blancos). Puede cultivarse parte del líquido para determinar el tipo de microorganismo causante de la enfermedad. Cuando existe sospecha de hipertensión intracraneal no se debe realizar una punción lumbar, porque puede conllevar complicaciones severas. En estos casos, se realiza previamente un TAC craneal para descartar la hipertensión y, en caso de existir, se tomarán las medidas oportunas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario